jueves, 1 de septiembre de 2016

La matemática hermosa se enseña con el corazón

Claudi Alsina

20.Sigma aldikarian argitaratutako artikulua


También nosotros, profesorado de matemáticas, tenemos derecho a hablar de ideales, y de amor y de vida, y de futuro y de colores, y de horizontes y de estrellas. Nosotros no somos únicamente los portavoces de axiomas indiscutibles y verdades racionales. Nosotros somos apasionados por las matemáticas y por compartir esta pasión con los demás. Nosotros creamos ilusión y estímulo, sorpresa y alegría desde la generosidad de nuestro decidido amor por el progreso y la formación de las personas. La matemática rigurosa se hace con la mente, la matemática hermosa se enseña con el corazón. 
leer el artículo completo